Selección IT

Consejos primer día de trabajo

Si vas a comenzar a trabajar en una empresa nueva y quieres causar un efecto positivo el día de tu incorporación, este post te interesa dado que te voy a comentar cuáles son los principales consejos para causar una buena impresión en tu primer día de trabajo.

Os dejo el link directo a mi canal de YOUTUBE donde he grabado un video hablando sobre este tema.

PRIMER DIA DE TRABAJO
¿Cómo causar una buena impresión en tu primer día de trabajo?
¿Cómo causar una buena impresión en tu primer día de trabajo?

1. Energía Positiva

La realidad es que nunca tenemos una segunda oportunidad para causar una buena primera impresión. Por ello, una de las primeras cosas que has de tener en cuenta es tu actitud.

La actitud positiva y la energía con la que llegues a la oficina será fundamental.

No solo necesitas mostrarte cercano, educado, amable, proactivo y enérgico sino que además todo esto tiene que ir acompañado de una predisposición positiva y activa a la hora de hacer preguntas.

¡No te limites a esperar a que las cosas sucedan!

Preséntate a todos los integrantes de tu equipo y también hazlo con los de otros departamentos. Ese simple gesto desde el inicio, puede marcar la diferencia.

2. Memoriza los datos importantes

Consejos primer día de trabajo

  • Nombres de tus compañeros
  • Funciones y roles que desempeñan
  • Procedimientos
  • Responsabilidades de cada uno
  • Qué se PUEDE hacer y qué NO SE PUEDE hacer o está mal visto

3. Haz preguntas Inteligentes

Mostrar auténtica curiosidad por conocer por qué las cosas se hacen de determinada manera en la empresa. Saca información mediante preguntas que realmente tengan un impacto real en tu trabajo diario.

Esto no solo te ayudará a conocer de primera mano las bases fundamentales de tu trabajo sino que impactará positivamente en tus compañeros, demostrando un interés inicial proactivo por tu parte.

¡Ir más allá de lo previsto siempre será un plus!

4. Calidad antes que cantidad

Asegúrate de que cada tarea que te encomienden la realices perfectamente, no se trata de hacer todo lo que te digan bien desde el principio, dado que abrá cosas que desconozcas pero INTENTA que dentro de tus posibilidades, el trabajo que envíes, cuando lo envíes, sea lo que se espera de ti.

¡Revisa cada email y documento que envíes más de lo normal en esos primeros días! Algo que por otra parte, debería de ser una constante en tu trabajo, dedícale una atención especial en tu inicio.

Es mejor que tardes en enviar un email o documento pero que el resultado sea el esperado a hacerlo todo en el tiempo esperado y mediocre.

5. Fortalezas

Es el momento de que te des a conocer, seguro que destacas en algo y que te hace especial. Demuestra a tus compañeros cuáles son tus habilidades, qué es eso que se te da especialmente bien y en lo que puedes serles de ayuda.

6. Vestimenta y lenguaje corporal

Algo que parece evidente, pero que muchas veces no le damos la importancia que tiene. Viste adecuadamente y muéstrate relajado, con una postura corporal y unos gestos que denoten tranquilidad e interés en aprender.

La postura que tomes mostrará si eres una persona segura, si tienes confianza o no en tus habilidades, si eres cercano, frío, si tienes carisma…

7. Agradece

Es probable que la persona que te haya seleccionado no se encuentre en tu oficina. Si ese es el caso, asegúrate de llamarle y agradecerle la oportunidad que te ha dado. Pero además, dale feedback de cómo está yendo tu día.

Muchas veces se asume que es tarea del reclutador llamar a la persona seleccionada. ¿Por qué ha de ser así?

Sal de tu área de confort y demuestra a la persona que te ha dado esta gran oportunidad tu sensación de satisfacción ante las primeras sensaciones que has tenido en ese día.

Hazle partícipe de tu jornada, y si no te coge el teléfono, mándale un email.

¡No te llevará tiempo pero es un gesto que siempre se agradece!

8. Propón mejoras

Este último punto lo he dejado para el final porque no creo que sea lógico proponer mejoras nada más llegar PERO ya desde el principio coge notas de todo lo que consideres que sea mejorable.

Pasadas 1 o 2 semanas, que es un tiempo relativamente corto, saca ideas de cosas que puedan mejorarse y proponlas en el equipo.

A nadie le va a disgustar que propongas acciones que puedan solventar posibles problemas o que mejoren lo existente. Hazlo desde la humildad, siendo empático con la situación de la empresa y desde un punto de vista de consejero.

¡Si te hacen caso será un punto a tu favor y si no, la predisposición positiva de ayuda siempre causará buena impresión!

Como siempre os dejo un vídeo para ampliaros estos puntos y daros más consejos para causar una buena impresión

CLICK AQUÍ

EBOOK GRATIS POR SUBSCRIBIRTE
EBOOK GRATIS POR SUBSCRIBIRTE

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *